Jefe de Policîa Culpable de Narcotrâfico

Un jurado lo hallo culpable de varios cargos vinculados al trafico de drogas, lavado de dinero y sobornos.

El FBI asegura que García Luna, era el brazo ejecutor de la Mafia que Lideraba El Chapo Guzmán

Genaro García Luna, el hombre que acumulô poder, riquezas y galardones como el policía más respetado de México, fue hallado culpable por un jurado en Nueva York, de seis cargos por tráfico de drogas, lavado de dinero, sobornos y de brindar protección a los jefes de las mafias mexicanas.

El exsecretario de seguridad pública de México, García Luna, propulsor de una mortífera guerra entre narcotraficantes durante el sexenio del presidente Felipe Calderón, fue declarado culpable en una corte federal de Brooklyn, por recibir sobornos de los cárteles de la droga que había jurado combatir, dijo la Oficina del Fiscal Federal.

Durante el proceso que terminô este martes 21 de febrero, se conoció que García Luna, después de abandonar su cargo como secretario de seguridad, estableció su lugar de residencia en La Florida, Estados Unidos, donde adquirió una mansión con dinero cuya procedencia no pudo demostrar.

Un oficial del FBI dijo que la investigación contra el poderoso hombre mexicano, comenzó una vez que el sujeto sometió ante Inmigración una solicitud para hacerse ciudadano de los Estados Unidos. En el formulario García Luna mintió sobre su participación en la lucha contra el narcotráfico en su país

El exsecretario de Seguridad Pública de México, quien se desempeñó como el equivalente en su país del director del FBI de 2006 a 2012, fue condenado por un jurado federal en Brooklyn por cinco cargos de participación en una empresa criminal continua. Los cargos incluyen conspiración de distribución internacional de cocaína, conspiración para distribuir y poseer con la intención de distribuir cocaína, conspiración para importar cocaína y hacer declaraciones falsas, según la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York.

García Luna, de 54 años, no mostró ninguna emoción cuando se anunció el veredicto. En un momento, se dio la vuelta brevemente para mirar a su esposa, hija e hijo, y se llevó las manos al corazón.

Es el funcionario mexicano actual o anterior de más alto rango jamás juzgado en los Estados Unidos.

Su juicio ante el juez federal de distrito Brian M. Cogan, quien también supervisó el proceso del exjefe del Cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, duró cuatro semanas. El jurado del Distrito Este de Nueva York anunció el veredicto después de 15 días de testimonio de casi 30 testigos.

Joaquín "El Chapo" Guzmán

García Luna se había declarado inocente de todos los cargos.

El abogado defensor César de Castro, quien argumentó que los fiscales basaron su caso en el testimonio de criminales despiadados, dijo fuera del tribunal que la decisión de apelar la condena se tomará después de la sentencia.

García Luna será sentenciado el 27 de junio. Se enfrenta a una sentencia mínima obligatoria de 20 años de prisión y un máximo de cadena perpetua.

“García Luna, quien una vez estuvo en la cúspide de la aplicación de la ley en México, ahora vivirá el resto de sus días después de haber sido revelado como un traidor a su país y a los miembros honestos de la aplicación de la ley que arriesgaron sus vidas para desmantelar los cárteles de la droga. Breon Peace, Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York, dijo en un comunicado.

Jesús Ramírez Cuevas, vocero del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, elogió el veredicto en Twitter: “Los crímenes contra nuestro pueblo nunca serán olvidados”.

Durante el juicio, un testigo policial mexicano de alto rango describió a García Luna como la “mejor inversión” para el cártel de la droga de Sinaloa, permitiéndole, según los fiscales y los testimonios, expandir sus operaciones al alertar a los traficantes sobre redadas y proporcionar a los miembros del cártel uniformes de seguridad pública. credenciales, vehículos y agentes para ayudar a descargar cargamentos e incluso realizar ataques a los rivales.

“Es inconcebible que el acusado traicionó su deber como Secretario de Seguridad Pública al aceptar con avidez millones de dólares en sobornos que fueron manchados con la sangre de las guerras de carteles y batallas relacionadas con las drogas en las calles de los Estados Unidos y México, a cambio por proteger a esos asesinos y traficantes que juró solemnemente investigar”, dijo Paz.

García Luna fue arrestado en diciembre de 2019 por agentes federales en Dallas, Texas, y acusado de conspiración de narcotráfico que involucró recibir millones de dólares en sobornos de Guzmán, quien cumple una sentencia de cadena perpetua más 30 años.

Un exlíder del cártel testificó en el juicio de Guzmán sobre sobornos multimillonarios que él y otros pagaron a García Luna a mediados de la década de 2000, según documentos judiciales.

La evidencia contra García Luna incluyó el testimonio de altos jefes de cárteles, quienes declararon que sus agentes actuaron como guardaespaldas y escoltas de los traficantes. A cambio, dijeron los fiscales en un comunicado, le pagaban en moneda estadounidense, a veces en billetes de 100 dólares en fajos gruesos de 10.000 dólares. El efectivo estaría metido en maletas, maletines y bolsas de lona.

Los sobornos fueron entregados a García Luna en varios lugares, incluida una casa de seguridad en la Ciudad de México con una pared falsa para ocultar el dinero en efectivo y en un restaurante francés al otro lado de la calle de la Embajada de los Estados Unidos en la capital mexicana.

El juicio arrojó poca luz sobre cuánto sabían los funcionarios del gobierno estadounidense sobre los vínculos de García Luna con narcotraficantes.

García Luna se mudó a Estados Unidos en 2012 y se instaló en Florida con una fortuna personal de millones de dólares, según los fiscales. Supuestamente presentó una solicitud de naturalización en 2018 y mintió sobre sus actos delictivos pasados.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *