Habla Sobreviviente del Trágico Secuestro en Mexico

Uno de los sobrevivientes del trágico secuestro de turistas estadounidenses en México, dijo que dos de sus compañeros de viaje fueron asesinados frente a él por miembros del cartel de drogas que domina el área fronteriza de Matamoros.

En un extenso reportaje publicado por el Diario New York Post, firmado por los periodistas Haley Brown y Olivia Land se detallan algunos de los hechos que rodean el secuestro y posterior asesinato de los turistas, que según trascendió, es calificado por las autoridades norteamericanas como un crimen alevoso y sin sentido.

Eric James Williams, quien fue rescatado herido en un rancho en Matamoros, confirmó que fue sometido a cirugía y puede hablar sobre lo ocurrido. Afirmo que vio a sus amigos “asesinados justo frente a él”.

Williams, de Winston-Salem, NC, fue uno de los cuatro estadounidenses secuestrados durante un tiroteo del cartel a plena luz del día en la ciudad fronteriza de Matamoros el 3 de marzo.

Cuatro días después, el martes, Williams, de 38 años, y Latavia “Tay” McGee, de 35, fueron encontrados en una choza en una zona rural al este de Matamoros y fueron trasladados de urgencia a un centro médico en Brownsville, Texas.

Sus otros dos amigos, Shaeed Woodard, de 33 años, y Zindell Brown, de unos 20 años, fueron encontrados muertos.

La madre de Williams, Sylvia, que todavía vive en la casa de Lake City donde creció su hijo, se negó a hablar con los reporteros el miércoles por la mañana, pero el primo del hombre le dijo a The Post que ya no estaba en cirugía.

Williams recibió un disparo en la pierna izquierda durante la terrible experiencia.

“Está hablando fuerte y se recupera rápido. Está mejorando y esperamos una total recuperación”, dijo el primo mayor de Williams, Jerry Wallace.

Sin embargo, Wallace no pudo confirmar a qué tipo de operación se sometió su primo o si las autoridades lo habían entrevistado desde su rescate.

“Simplemente está molesto porque su amigo fue asesinado justo en frente de él, lo que perturbaría a cualquier otra persona”, continuó Wallace.

Cuando se le preguntó si tenía sentido que Williams, que nunca había salido del país, acompañara a McGee a México para que pudiera someterse a una operación de abdominoplastia, Wallace dijo que el recado era típico de la actitud de su primo más joven.

“Es un amigo cercano. Si eres un amigo, él es un amigo”, explicó.

Wallace dijo que Williams, McGee, Woodard y Brown “crecieron juntos”, pero se enfureció cuando se le preguntó sobre la extensa hoja de antecedentes penales de Woodard, que incluía delitos de drogas.

Wallace, quien también vive en Winston-Salem, dijo que Williams se reunió con los otros tres en Carolina del Norte antes de continuar su viaje hacia la frontera.

“No nos enteramos… hasta el domingo de que estaba en [México]”, recordó, señalando que la esposa de Williams, Michelle, llamó a Sylvia con la noticia.

El cuarteto fue confrontado por presuntos miembros del cártel en Matamoros el 3 de marzo.

“Tuvieron un hijo juntos”, dijo sobre la vida que su primo construyó con su esposa lejos de su ciudad natal.

Las actualizaciones de Wallace sobre la condición de Williams llegan poco después de que la hermana de Zindell Brown compartiera las dudas de su hermano sobre el viaje que finalmente le costó la vida.

"Zindell seguía diciendo: 'No deberíamos bajar'", dijo Zalandria Brown a Associated Press.

Hasta el miércoles por la tarde, una persona había sido arrestada en relación con el brutal secuestro.

José Guadalupe N., un ciudadano mexicano de 24 años, custodiaba la casa donde los miembros del cártel supuestamente mantuvieron cautivos y torturaron a los cuatro.

Las autoridades no han confirmado si está afiliado al infame Cartel del Golfo de la región.

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *