UN TRANSPORTE ESCOLAR, PERO SEGURO

0

Ing. Mario Holguín
Presidente de FundaReD

Organización que promueve la seguridad vial como tema de Estado.

Los gobiernos municipales empiezan a comprender de su gran descuido en el desarrollo de las ciudades en lo referente al caos en la movilidad humana que persiste en la actualidad . Al punto de reconocerlo proponiendo nuevas iniciativas posibles de emprender para lograr disminuir la problemática creciente del número de medios de transporte escolar de todo tipo.

Recientemente se llevó a la opinión pública el cambio del transporte privado a colectivos escolares, justificándolo con el ahorro de combustible, de tiempo y de la descontaminación del medio ambiente de implementarse una medida de este tipo que supone la salida en el desplazamiento de un gran número de automóviles y jeppetas, recordando que eran las mismas para la implementación del Metro, sin embargo, el parque vehicular continúa en crecimiento.

La socialización previa a las tomas de decisiones en proyecto que involucran a la ciudadanía siempre es saludable por las lluvias de ideas y sobre todo “el consenso”, para que no se perciba que detrás de esto existen grandes negocios particulares,

nuestras instituciones se caracterizan por la desconfianza y el descrédito, por tanto, hará falta algo más que una buena publicidad para educar a los ciudadanos.

Pensamos, que además de las justificaciones dadas por los proponentes no deben olvidar el aspecto de la seguridad vial como elemento primordial, esto es, preservarle la vida y la salud de los usuarios del transporte masivo, pero también la efectividad del servicio para que los estudiantes no lleguen tarde a las aulas.

Garantizarle la seguridad a los escolares con la implementación de esta medida requerirá de un cambio de cultura en los padres, que deberán, sentirse tranquilos mientras sus hijos se transportan a través de una ciudad caótica e insegura.

De manera, que no será tan fácil la transformación cultural porque conlleva a trabajar múltiples factores que inciden en la decisión de llevar a nuestros hijos por cuenta apropia.

Es también saludable, que una iniciativa tan importante no sea aislada desde el punto de vista municipal, ya que se promulgó una nueva legislación que regirá el transporte escolar y la seguridad de sus usuarios; solo se está a la espera de los reglamentos para entrar en vigor. De tal forma que existirá una institución rectora denominada INTRANT que ejercerá una máxima autoridad en el tema, a nivel nacional, lo que hace también suponer que intervendrá finalmente en esta propuesta.

Ante el panorama que se nos describe con la “Ley de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial”, actuaciones aisladas resultarían contraproducentes, en especial de no contarse con el CONSENSO DE LOS AFECTADOS para que no queden cabos sueltos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *